Ayuda

Dormir bien, clave para no elevar tu peso

El efecto de la privación crónica del sueño sobre el metabolismo ha sido objeto de numerosos estudios. Esto puede implicar muy pocas horas de sueño, pero también el despertarse con frecuencia, falta de sueño profundo o dificultad para conciliar el sueño. En particular, la atención se centra en la forma en que estos trastornos del sueño afectan los niveles hormonales y la digestión.

Una nueva investigación, complementa aún más el tema: parece que después de unos pocos días de falta de sueño, puede sentirse menos lleno después de una comida. Como resultado, puede consumir más. Además, la falta de sueño afecta la forma en que su cuerpo procesa la grasa, haciéndola más fácil de almacenar en su cuerpo.

Investigación sobre las consecuencias de la falta de sueño

Un pequeño estudio aplicado a 15 hombres sanos de entre 20 y 30 años. Pasaron 10 noches en un laboratorio del sueño, durante las primeras cinco noches, se mantuvieron despiertos hasta bien entrada la noche, de modo que no estuvieron en la cama más de cinco horas. Pudieron dormir normalmente durante las siguientes cinco noches.

Después de cuatro noches de restricción del sueño, los investigadores les dieron a los hombres una comida rica en grasas y calorías que incluía chile, pastas y lácteos. Más adelante en el período de estudio, cuando a los hombres se les permitió dormir más de nuevo, también recibieron una comida rica en grasas antes de acostarse.

Aunque ambos tipos de comidas tenían un contenido de grasa similar, los hombres informaron que se sentían menos llenos las noches en las que dormían menos.

Riesgo de enfermedad cardíaca

Los investigadores también observaron muestras de sangre tomadas durante el período de estudio. Descubrieron que, durante la privación del sueño, el cuerpo tenía menos probabilidades de eliminar la grasa, también llamada lípidos, del torrente sanguíneo. Eso es un problema porque cantidades excesivas de lípidos pueden hacer que la grasa se deposite en las paredes arteriales, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca. También puede aumentar el almacenamiento de esa grasa y, por tanto, provocar aumento de peso.

Consejos para dormir mejor

  • Comer más al reducir la saciedad

Esto muestra que la privación del sueño, incluso en un período corto de unos pocos días, disminuye la sensación de saciedad después de comer una comida rica en calorías. Esto puede hacer que las personas coman más de lo que realmente necesitan. La restricción del sueño cambia la forma en que nuestro cuerpo procesa los nutrientes de tal manera que aumenta el riesgo de aumento de peso y diabetes a largo plazo.

  • Cuide su dieta antes de ir a dormir

Sin embargo, la investigación proporciona evidencia adicional de que la falta de sueño a largo plazo puede aumentar el riesgo de obesidad, diabetes y otras enfermedades metabólicas. 

Es por eso que aconseja resistir la tentación de comer una comida rica en grasas antes de acostarse si sabe que tiene falta de sueño. Porque tal comida, puede ser menos satisfactoria de lo que cree.

¿Necesitas un momento de relajación? Síguenos, tenemos diferentes técnicas que te ayudarán a conciliar el sueño.

https://twitter.com/desertikaspa https://www.facebook.com/desertikaspamx